Virgen de Chaguaya

Anualmente en Tarija, entre el 15 de Agosto y el 14 de Septiembre se festeja a la Virgen de Chaguaya, realizándose la acostumbrada peregrinación a su Santuario.

 

Chaguaya es un pueblito que se encuentra en la zona sur de Bolivia, más propiamente en el Departamento de Tarija, en la Provincia Arce, a poco más de 60 km. de la capital. El nombre de "chaguaya" o "chaguayana" deriva de alguna voz quechua o aymara que significa "ordeñar leche para un fin doméstico o comercial", ya que se dice que en este lugar se acostumbraba ordeñar auquénidos para vender su leche.

 

El pintoresco lugar (de unos mil habitantes) se encuentra al pie de una loma o elevación de tierra, por donde pasa el río Camacho y dos quebradas de agua que corren una desde el abra de Rosillas y otra del Panteón, con un clima muy agradable se cultivan la vid, el maíz, durazno y papa entre otros productos agrícolas, en el sector pecuario se crían gallinas, vacas, ovejas, cerdos y cabras en pequeña escala y para consumo familiar o su comercialización.

 

El origen de esta fiesta religiosa y tradicional de Tarija se basa en una leyenda que trata del encuentro casual de la imagen de la virgen por parte de un campesino de la zona, que prendado de ella la llevo a su casa comprobando con sorpresa al siguiente día que había desaparecido.

 

Con curiosidad la encontró en el mismo lugar que antes y al volvérsela a llevar ocurrió lo mismo, y así varias veces hasta que enterada la gente y él mismo, decidieron que el único lugar en el que podía estar la imagen era donde había aparecido, que es precisamente Chaguaya. Es así que en el pueblo existe actualmente un templo de figura imponente que se aprecia desde larga distancia antes de llegar y que reemplaza a dos que existían anteriormente y que fueron demolidos. En la parte frontal del templo existe un amplio atrio y escalinatas, en los interiores grandes arcos y una media bóveda coronan el espacio superior y en los muros laterales grandes ventanales proyectan la luz natural hacia el interior.

 

Hoy y siempre, el tarijeño que vive en su tierra o los que emigraron se reúnen y cumplen todos los años la promesa de peregrinación al Santuario de Chaguaya. Un verdadero enjambre humano que se manifiesta en miles de creyentes, inician su caminata desde la Ciudad bien preparados para enfrentar el largo camino. El principal objetivo de los peregrinos consiste en llegar a los pies de la "Patrona Chapaca" o "Virgen del Valle" para orar, hacerse "pisar" con ella y renovar promesas de fe para regresar el próximo año.

 

También llegan muchos visitantes de otros puntos del país atraídos por la fama milagrosa de la imagen, inclusive desde el norte de la República Argentina, principalmente de las provincias de Salta y Jujuy donde viven muchas familias bolivianas.

 

Todos los visitantes y peregrinos que se trasladan al lugar son recibidos en el pueblo con las deliciosas y típicas comidas de la región como el picante de gallina, el saice tarijeño, chancho al horno, chirriadas -que son tortillas a base de maíz-, tamales y bebidas como la chicha o la aloja criollas.

 

 
© 2008 Sistema de Información Empresarial Tarija - Bolivia
Copyright © 2018 Open Source Matters. Todos los derechos reservados.